XXXIX

Ando la senda
que va desde la noche
a la palabra
buscando un dios esquivo,
un color de la infancia.
< | Índice | >