XXXII

Otro café,
tu dulzura cruzándose
con mis proyectos,
Montparnasse en los ojos
pero nunca el amor.
< | Índice | >