XXIV

Guardar tu tacto
azul, como es ahora,
todo futuro.
<Índice | >