XLIV

Bailas desnuda
sobre la ruina ardiente
de la costumbre
y el mundo te celebra
al borde de su noche.
< | Índice | >