XLIII

Toda cadena
que me ata a la opinión
me hace irreal.
Sólo en la rebeldía
de ser nadie soy yo.
< | Índice | >