XLII

Quise escribir
palabras de vacío,
huir de ti.
Mas tu fuego es el hálito
de este silencio a voces.
< | Índice | >