XII

En la pantalla
pocas heridas sangran;
no hay color rojo.
< | Índice | >