VII

Te llamaré
y seguirás igual:
no habrás nacido.
< | Índice | >