Presentación de “Notas para no esconder la luz”

Es difícil escribir sobre un libro de un poeta al que consideras un referente. Aún más si ese libro te ha entusiasmado. Pues este es el caso de Notas para no esconder la luz de mi amigo Faustino Lobato.

Siempre le agradeceré al autor que leyese atentamente mis dos primeros poemarios publicados y que me invitase a formar parte de la Tertulia Literaria Página 72, interrumpida actualmente a causa de la pandemia. Todos esperamos que este mal trago pase pronto y podamos recuperar nuestras reuniones.

Notas para no esconder la luz surge a partir de una experiencia del poeta en un viaje al parque natural de Cabo de Gata. De alguna manera, el autor se encuentra allí con la luz, quizás como no lo había hecho antes. A partir de aquí decide hacer una reflexión sobre la luz en su propio contexto, Badajoz.

El libro está dividido en tres capítulos en los que despliega una reflexión particular sobre lo luminoso a lo largo del día, mañana, mediodía, noche. Hay espacio en cada capítulo para la presencia de su querido Alentejo portugués, lugar donde el autor asegura que la luz se despide de su vista. Como homenaje, el poema inicial de cada capítulo está traducido al portugués. También hay sitio para la metapoesía, la reflexión sobre la poesía dentro del propio poema.

Si me lo permite Faustino, me atrevo a definir este poemario como una mística de lo cotidiano. “Mística” porque el poeta busca la luz mediante la palabra consciente pero también siente y padece el peso de las sombras. Se rebela ante esta oscuridad y vuelve a centrar su mirada en una suerte de meditación lírica constante. Por momentos parece tocar levemente esa claridad anhelada, pero rápidamente se vuelve a escurrir entre sus dedos. “Cotidiana” porque es una mística sin religión, laica y humanista, basada en la experiencia profunda de una vida normal y corriente. Se aprende del libro de Faustino que esa luz nos aguarda en los pequeños gestos del día a día,  en los paisajes de nuestra pequeña ciudad, en los vecinos que nos encontramos en un paseo, en nuestra persona amada. No hay espacio para la grandilocuencia sino solo para la lucidez y el verbo sereno. 

No es fácil descubrir, aunque la busco,

la dulce costumbre de trabajar poesías

donde el solo respirar

se convierte en oración.

Son versos en los que acto estético se transforma en contemplativo, una auténtica colección de haikus alentejanos.

Les invito a la retransmisión a través de Facebook de la lectura de varios fragmentos de este libro espléndido. Tendrá lugar este jueves 26 de noviembre, a las 19:30 horas, desde la Librería Tusitala. La introducirá el librero, escritor y también amigo Agustín Lozano. Después tendremos un pequeño diálogo Faustino y yo para pasar rápidamente al recital.

¡Os esperamos!

Más información:

Notas para no esconder la luz en la web de Faustino Lobato.

Presentación de “Antología del abismo”

Conocí al poeta amigo Fran Ignacio Mendoza en una presentación de su libro Final e inicio en Badajoz y no tardé mucho en conectar con su obra. Final e inicio era un poemario duro en el que reflexionaba principalmente sobre la muerte y la enfermedad, y en él se apuntaban muchos de los temas que encontraría más tarde en el resto de su obra.

Fue sin embargo en Circuito integrado de un tripulante prófugo donde se expresaba en plenitud una voz realmente original, a caballo entre la tradición y la vanguardia, un híbrido imposible a la vez que necesario entre Luis Cernuda y David Bowie. Este poemario aunaba un tono de romanticismo decadente con metáforas de ciencia ficción, repasando muchos de los mitos culturales de mi propia generación, la ya casi olvidada Generación X.

Este lunes 17 de febrero, a las 20:00 horas, voy a tener el placer de presentar en la Residencia Universitaria Hernán Cortés de Badajoz su último libro, Antología del abismo.

La lectura de este libro me ha permitido conocer mejor a este poeta. Se podría considerar un libro definitivo, la plasmación en versos de una manera de estar en el mundo y de un recorrido vital complejo a la vez que  apasionado. Siguiendo la estela de su amado Cernuda, por quien compartimos auténtica admiración, el tema principal de su poesía es la lucha entre la realidad y el deseo. Una realidad la mayor parte de las veces sórdida, corta de miras, estrecha, incapaz de acoger en su seno una voz androide, replicante, esteta como la de Fran Ignacio. En contraposición está el deseo, ya sea en forma de amor o como vocación de construir una sociedad más humana y solidaria. En este perpetuo pulso, normalmente termina ganando la realidad banal. Pero Fran Ignacio no es un poeta de lamentos, sabe reconocer cuando el oponente es imbatible y mantener la dignidad. Todos los poetas de tradición cernudiana aprendemos pronto que nuestra batalla es imposible y que, sin embargo, hay que seguir con la cabeza bien alta. Y Fran Ignacio lo hace sin abandonar en ningún momento su compromiso ético y la vocación de poner voz lírica a quienes no la tienen: enfermos, abandonados, disidentes, marginales, replicantes perseguidos de toda condición.

Os invito a que nos acompañéis en esta presentación y conozcáis a un poeta que merece mucho la pena ser leído y escuchado con atención.

Más información sobre Fran Ignacio Mendoza: http://fransilvania.blogia.com

Presentación de “Poemas que no esperaba”

Este jueves 21 de noviembre, a las 20:00 horas, en la Residencia Universitaria de Fundación CB (RUCAB), en Badajoz, la artista Dulce Escribano y yo presentamos nuestro nuevo libro conjunto,  Poemas que no esperaba.

Mi aportación al libro es un poemario escrito durante el año 2017. Lo considero un cuaderno de bitácora en el que consigné los muchos cambios tanto internos como externos que se sucedieron poco tiempo después de cumplir los 40 años. Siempre he visto mi poesía como una forma artística de indagación en mi identidad y, en ese sentido, soy totalmente honesto. Después de 2017 han sucedido más experiencias importantes, algunas de un gran calado, aunque esa nueva parte de mi vida queda reservada para el siguiente poemario.

La aportación de Dulce es una colección de fotografías en la que nos cuenta casi de forma narrativa otra historia con tintes autobiográficos. Creo que la magia del libro surge cuando estas dos historias dialogan, se entremezclan, pierden sus contornos originales y se unen en una sola, siendo los poemas la voz que narra y las fotografías, el rostro de lo narrado.

Como no quiero hablar más de la obra y prefiero que ustedes la disfruten y saquen sus propias conclusiones, les invito a nuestra presentación y a participar en el debate que surja durante el encuentro.

¡Muchas gracias por estar ahí!