SEVILLA

Borrar mi rostro.
Lanzar todas las cartas
casi sin miedo.
Esta noche en Sevilla
eres deseo vivo.

Astros sin prisa
van moldeando los cuerpos.
Tersa alameda,
tacto donde los ángeles
hallan por fin su aurora.

Un rostro nuevo
vendrá con la mañana.
Lo esculpirán
tus besos con su deje
de aire blanco del sur.

< | Índice | >