Regalos

Me traíste la luz

en mi caminar por tierras umbrías.

 

Aplacaste mi sed

sin atender a provisiones,

sin agendas ni empresas,

sin cálculos.

 

Rumor, arboleda en primavera,

tormenta sanadora,

me regalaste vida.

Luna tras luna

me recuerdas que la merezco.