NOCHE EN COMPAÑÍA

Tu cuerpo de leche descansa
como una geografía suave
al fondo de un vaso de absenta.

Acompañas tu sueño de sonrisas.
La luz nocturna te despoja el rostro
del velo de un presente incierto.

Has dejado de ser la amiga;
mis ojos esculpen tu piel
hasta hacer brotar su deidad oculta.

¿Traerá tu calidez la primavera?
¿Serás la caricia que funda
estas sábanas de tacto desierto?

Hoy eres la respuesta a un ruego.
Estás renaciendo generosa
para salvar soledades rebeldes.

Mañana, nadie sabe.
Me conformo con recordar fielmente
este instante como flor de futuro.

< | Índice | >