La voz de las sirenas

Al Conciliábulo y la Tertulia “La Bohemia”, por compartir amistad, palabras hermosas y (des)ilusiones.

A la vieja guardia, por estar siempre ahí.

A la gente de El Casco, por no permitir que me rindiera.

Índice:

CONCILIÁBULO

ATARDECER DEL AMOR

EL COHETE

NADIE PUEDE

TODO LO QUE CALLAMOS

GLENDALOUGH

VINE

ESTÁN GRITANDO

NOCHE EN COMPAÑÍA

LA ALBERCA

HOWTH

NO PASARÁN

INTENTARLO

EL CONVENTO

MEDITACIÓN BIEN TARDE

A UNA PEREGRINA

Fecha: 2008