61.

Sólo sentarse.
El río siempre fluye
aun sin mí.

 < | Índice