36.

Sólo leerte,
que me digas “mañana”
y no me engañes.

< | Índice | >