32.

Está en la música,
en los atardeceres:
en tu color.

< | Índice | >